• +56994368562
  • contacto@tamarugodive.com

Blog

Online

Hemos desarrollado un formato online para compartir experiencias y conocimientos que permitan a quien tome nuestros productos adquirir esta información de la manera más amena posible desde su casa, oficina, lugar de desplazamiento, etc, para que no tenga la necesidad de asistir a clases presenciales.

Se requiere poner atención  a lo que se expone y tomar apuntes de acuerdo al tipo de material online que se tome, y dependiendo de cada material pueden haber exámenes entre los módulos y/o un examen final,  lo cual permite en caso de aprobación recibir un diploma en formato pdf de aprobación del curso, seminario o experiencia tomada.

El pago de algún producto online asegura el acceso al material  por un tiempo limitado y sólo a la persona que se inscribió y cancelo, mientras que la certificación de aprobación sólo es entregada a quien aprueba las evaluaciones online.

El uso de Sistema Redundante de Gas (RBS)

Sin lugar a dudas uno de los momentos más apremiantes en el buceo es cuando se pierde el suministro de gas, ya sea por no planificar adecuadamente, falla del primer estado del regulador, estar lejos de un compañero de buceo o simplemente por no controlar la presión del cilindro cada cierto tiempo, etc. Es ahí que sentir que la segunda etapa del regulador no entrega gas es sin duda estresante o ver a un compañero de buceo que necesita gas y esta en pánico, que hacer si esta descontrolado y desea ascender violentamente a superficie, son una de tantas inquietudes que surgen en el buceo.

En la actualidad se enseña que el uso de octupus o segundo estado extra es la solución ante la falla del regulador o compartir gas a otra persona, pero la verdad que la probabilidad de falla de un segundo estado es baja, es más normalmente fallara el primer estado en caso de falla (fallas que normalmente son por falta de mantención o mal trato del equipo). Así mismo si nos quedamos sin gas, por el motivo que sea, tener un segundo estado o octupus no sirve de nada pues extrae el gas del mismo cilindro que el segundo estado principal. Y si debemos compartir gas, tenemos el problema de que pasa si el necesitado esta demasiado estresado o en pánico, en vez de haber un accidentado pueden haber dos, así mismo los consumos aumentan exponencialmente bajo altos niveles de estrés, luego pueden quedarse los dos buzo sin gas a 20 metros por ejemplo.

Es por ello que hace más de 20 años la Agencia ANDI International promueve el uso de un cilindro lateral con gas y regulador aparte, que permitan solucionar un problema de perdida de gas y/o apoyo a un buzo que lo requiera, mismos conceptos que hoy se utilizan en el buceo técnico.

Pero por que es más seguro, pues si buceamos a 30 metros, al llevar un cilindro lateral S40 con su regulador independiente, en caso de perdida de suministro de gas, tenemos un volumen de gas suficiente para llegar a superficie, cumpliendo la velocidad de ascenso de 9 metros por minuto y efectuar las paradas de seguridad requeridas. Si un buzo requiere gas y esta estresado, le puedo pasar el regulador a la boca y posteriormente le conecto la botella a su arnés y yo me mantengo a distancia segura de él en caso de que ascienda violentamente o pierda el control.

Un cilindro pequeño como un S40 o de menor volumen no afecta la flotabilidad ni el desplazamiento, solo requiere tener un compensador con dos argollas firmes en su lado izquierdo.

Los buzos del nivel Open Water Diver de ANDI, aprenden en su primer curso de buceo a usarlas, con ello logran aprender a bucear seguro en todo momento.

El buceo seguro y entretenido requiere de conocimientos, habilidades, experiencias y equipamiento de acuerdo a lo que haremos. Luego así como un paracaidista lleva un paracaídas de reserva ante una falla del paracaídas principal, un buzo debe llevar una fuente de gas independiente. Se imaginan una falla en un paracaídas y que el saltador solo llevara parte de un paracaídas de reserva, bueno eso pasa cuando solo usas octupus estas limitado a un tipo de falla, mientras que al usar un sistema RBS posees realmente un sistema de emergencia completo ante la perdida de suministro de gas o falla del regulador, entre otras cosas.

les dejo mis saludos y que tengan muy buenos buceos.

Daniel Malfanti

¿Quieres ser Instructor o Instructora de Buceo? Curso de Instructor ANDI, nivel L1.

Hola, si eres un Buceador o Buceadora con gran experiencia, conocimiento, habilidades en el agua, vida acorde y responsable para actividades de riesgo, y tienes ganas de enseñar y/o abrir un centro de buceo, sin duda te puede ser interesante ser Instructor de Buceo de esta importante Agencia que es ANDI.

¿Qué es ANDI?

Primero, ANDI significa: American Nitrox Divers Inc.

Segundo, «ANDI International (ANDI) es una de las agencias de entrenamiento de buceo más antiguas del mundo. Comenzó especializándose en programas de entrenamiento para el buceo de Enriched Air Nitrox (SafeAir). Como una evolución natural de SafeAir®, desarrolló programas de entrenamiento para lo que ahora se conoce como sistemas técnicos de buceo y circuito cerrado de Rebreather. Para satisfacer las demandas de nuestra red internacional de centros de formación, en 1999 ANDI introdujo una metodología única para la formación de buceadores de nivel básico con el programa de buceo deportivo Open Water de ANDI. Desde nuestro origen en 1988, ANDI se ha expandido en todo el mundo.

ANDI ha desarrollado un sistema de formación multifacético con programas integrales. Estos incluyen Openwater Sport Diver, Dive Medic, cursos SafeAir® User, programas técnicos y de exploración, entrenamiento Rebreather para sistemas SCR y CCR, entrenamiento especializado y una oferta completa de programas de técnicos e instructores. El crecimiento de ANDI en todo el mundo se debe al compromiso de ANDI con una educación de calidad, materiales de capacitación de calidad, los más altos estándares operacionales.»

Si quieres saber más de ANDI puedes ver en las páginas http://www.andi-europe.eu, http://www.andihq.com y en http://www.tamarugodive.cl/historia-de-tamarugo-dive/

Al mismo tiempo aquí en Chile estamos instalados en la ciudad de Concón, Comuna de Valparaíso, objeto apoyar de forma permanente a los Instructores y sus centros en caso que lo requieran, ya sea en Chile o el extranjero.

Para quién este interesado, realizaremos un segundo curso de instructores para quienes se inician y un curso de crossover para quienes sean instructores de otra agencia, ANDI busca la excelencia en la educación y entrenamiento de buceo, pues lideramos la exploración, los avances en el buceo y el cumplimiento de los estándares más altos en la seguridad. Es por ello que damos énfasis en el cumplimiento de las habilidades y los estándares, junto a la utilización de las mejoras tecnológicas en el buceo.

Para ello si quieres pertenecer a una Agencia de la más alta calidad te dejo mi email objeto comentarte esto en más detalle. contacto@tamarugodive.com

saludos,

Daniel Malfanti

Instructor Trainer 167 de ANDI.

Entre Tongoy y Los Vilos

Siempre la vida nos da oportunidades, pero a veces estas nos deparan sorpresas y desafíos que nos llevan fuera de nuestra área de confort.

Hace un par de meses atrás, Daniel me comenta de la posibilidad de ir a hacer unas clases de buceo «para el norte», que no sabe cuando ni dónde, pero tendríamos que llevar todo, y me pregunta si me interesa el tema. Esto despierta ese espíritu de explorador que tengo y mi respuesta es inmediata, quizás hasta un poco impulsiva ¡Por supuesto que me interesa!

Pasaron varias semanas hasta que un día, nuevamente Daniel me llama y me dice: «Vamos a una caleta, entre Tongoy y Los Vilos, a hacer clases de buceo a pescadores, debemos llevar todo, incluso carpa y saco de dormir. No sabemos que vamos a encontrar». Carpa y saco de dormir … de lo primero, ya ni recuerdo cuándo fue la última vez que armé mi carpa para acampar, el saco, debe estar por ahí. Este sólo hecho activó el «modo excursionista», grata consecuencia de mi época como montañista, por lo que en breve, estaba buscando mi ya viejo, pero aún operativo, equipo de campamento, haciendo listas de chequeo y encargándome de la alimentación, agua y combustible, además del equipo de buceo.

Mientras tanto, Daniel, ayudado por Paula, preparaba el material para exponer a los alumnos, llevando copias en papel por si no había fuente de energía eléctrica en el sector. Sin duda una labor agotadora. Luego de un par de días, coordinaciones finales para juntarnos en la carretera, para así ir en dos vehículos y tener redundancia en caso de problemas. Hora de salida, Daniel a las 01:30 de la mañana desde Concón, porque va con la camioneta y el carro de arrastre con equipo, y yo me podré ir un poco más tarde a las 03:30 desde Santiago. Arreglo las últimas cosas y a dormir

IMG-20160801-WA0000Biiip, biiip, biiip suena la alarma, hora de levantarse, siento que he dormido poco y medio inconsciente parto a la ducha, vestirse y desayunar … a las 3 de la mañana … qué tiempo que no hacía eso. Ya en la carretera, todo oscuro, poco tráfico comparado con el día, pero de todas formas me sorprende la cantidad de vehículos. Mientras salgo de Santiago y tomo rumbo al Norte, durante el camino repaso mentalmente la lista de lo que llevo, buscando no haber olvidado algo, mientras los km pasan, y poco a poco la luz del alba comienza a hacerse presente. Los distintos pueblos y localidades de este camino que casi conozco de memoria se suceden uno tras otro. Nueva llamada, mala señal en el teléfono, Daniel me dice que me está esperando en la orilla de la carretera, donde se supone es el punto de entrada al camino que nos llevará a la caleta de pescadores, pero que no hay un cartel que la indique.

Luego de varias horas de viaje, nos reunimos con Daniel. Al bajar la ventana del auto, noto el frío de la mañana, además de viento, que será compañía permanente durante el tiempo que estemos por la zona. Saludos, fotos y bromas de rigor, y me dice que la persona de contacto de la empresa que nos contrata, llegará en una hora y media más … ¿Qué? ¿Una hora y media más?, bueno, tiempo suficiente para poder ir a la estación de servicio más próxima, a unos kilómetros, a cargar combustible y volver holgado de tiempo. Nada peor que llegar atrasado y en estas condiciones, quedarse sin combustible en caso de emergencia.IMG-20160801-WA0011

Luego de varias coordinaciones por teléfono, nos juntamos con la persona de contacto de la empresa, y finalmente, emprendemos el camino a nuestro destino final. El camino, de tierra, vía secundaria y en algunos momentos con clara tendencia a ser una huella más que un camino, nos entrega un paisaje impresionante, de una belleza y explosión de vida que me hace olvidar, por un momento, que aún estamos en invierno. Curvas, subidas y bajadas, nuestra pequeña caravana avanza hasta encontrarnos finalmente con el océano a la vista, ya estamos cerca. El paisaje, espectacular. El teléfono sin señal casi al dejar la carretera, nos hace sentir alejados de lo que consideramos civilización, como si estuviésemos en una isla. El caserío se ve pequeño, pero limpio y bien organizado, un agrado estar ahí. Una vez en la caleta, nos presentan a los dirigentes de los pescadores, y luego de los saludos y presentaciones correspondientes nos instalamos en la sede de la comunidad y tenemos energía eléctrica!

Rápidamente preparamos el material para presentar. Las estimaciones iniciales eran de unos 10 asistentes, pero de a poco, la sede se llena, superando las 40 personas. Muchos de ellos son muchachos jóvenes que quieren obtener su licencia de asistente de buzo o la de buzo mariscador, otros en cambio, ya son buzos con su licencia, pero vienen a refrescar sus conocimientos y hasta cierto punto, la curiosidad de ver qué hacen estos «extranjeros». Cerca del medio día hacemos un alto para almorzar algo rápido mientras ordenamos el material, generamos nuevas copias y preparamos la sesión de la tarde. Nuestros alumnos van a sus casas a almorzar.

Ya finalizando la tarde, Daniel da por terminada su exposición, y nos queda un rato más de luz antes de que caiga la noche, ya que tenemos que armar nuestro campamento. Sin embargo, no alcanzamos ni siquiera a empezar a ver la ubicación de éste cuando uno de los dirigentes de los pescadores, nos ofrece que nos instalemos en una casa en construcción que tenía. Sorprendidos y agradecidos, aceptamos la oferta y nos instalamos a dos cuadras de la sede en una casa que ya está casi terminada. Tenemos comodidades que dado el escenario que esperábamos, son un lujo, como techo, piso de cerámica, electricidad, una mesa, sillas, agua y un baño ¿Qué más se puede pedir? ¿Señal del teléfono? No gracias, estar así sin señal es otro lujo. Preparamos una cena en las cocinillas y nos vamos a dormir. Sacos de dormir en el suelo, pero nada que una colchoneta de campamento y el cansancio de una larga jornada nos impida conciliar el sueño rápidamente.

IMG_0541Los días siguientes son agotadores, Daniel en clases y seminario para los que quieren dar examen de asistente de buzo, buzo mariscador y el resto de los pescadores, y yo haciendo clases en el agua a los buzos. Nuestra zona de confort se quedó en la carretera, fuimos prácticamente extirpados. La realidad sociocultural de nuestra audiencia nos obliga a esforzarnos el doble o el triple para poder enseñarles a nuestros alumnos conceptos que en otros cursos de buceo, son parte de la base sobre la cual partimos. Aquí se pone a prueba, quizás como en ninguna otra parte, nuestra habilidad como instructores para guiar a nuestros alumnos en el proceso de aprendizaje.

Esto nos deja agotados al final de cada jornada, pero al mismo tiempo, nos ha permitido aprender mucho, tanto o más que nuestros propios alumnos, lo que de alguna forma nos hace sentir que todo aquello que les entregamos, nos ha sido devuelto, pero en forma amplificada. Una experiencia enriquecedora en todos los aspectos.

IMG_1010Pasan los días y el curso avanza, disfrutando los buenos momentos, y superando aquellos que no lo son tanto. El vínculo instructor alumno crece y nos sentimos incorporados a esa comunidad de pescadores. De alguna forma pasamos a ser otro isleño más, al menos por esos días. Las condiciones de mar no han estado del todo óptimas. Durante dos días la gente de la caleta no ha podido zarpar a sus labores de extracción, lo que ha favorecido las audiencias, pero también nos ha entregado un mar movido y aguas muy frías, pero instructores y alumnos, como equipo, hemos seguido adelante. Los días siguientes, las condiciones han mejorado un poco, aún cuando el frío se siente igual, al menos ya no hay las fuertes ráfagas de viento del día anterior.

En los tiempos que no hay clases, la camaradería y la conversación surgen espontáneas. Pequeñas grandes historias de viajes, de exploración, de vida. Historias que de un momento a otro pasan de como un cerro parece moverse por la cantidad de conejos que hay en el lugar, a que los conejos mueven los cerros, y donde las carcajadas explotan espontáneamente. Cada uno cuenta parte de sus experiencias, el ambiente es distendido, la risa y las bromas parecen no detenerse, ya sea en torno a una mesa o alrededor de una parrilla.

Ya estamos en el último día, y no nos hemos dado cuenta como la semana ha pasado. Ensayo general de lo que tendrán que hacer nuestros amigos pescadores cuando vayan a dar sus exámenes donde la autoridad marítima. Primero las pruebas físicas en agua fría de nado, buceo y apneas, pero con gran entusiasmo. Luego la última clase de tablas, perfiles de buceo, quizás la materia más complicada para todo buzo independiente si eres pescador o no. Despedidas, agradecimientos mutuos y el retorno a casa, a la «civilización» sólo por tener señal del teléfono móvil, no sin antes contemplar por última vez la belleza del lugar, del afecto de su gente, de la oportunidad de volver a las cosas simples, en un día de invierno soleado.

El largo camino a casa se disfruta por la satisfacción del trabajo realizado, pero más, por las experiencias vividas, por el compartir con gente que vive a otro ritmo que «los de la ciudad», en una especie de aislamiento, a pesar de estar tan cerca, pero que genera una valorización distinta de las cosas, de las prioridades, de la vida misma. Una experiencia enriquecedora desde todo punto de vista, de aquellas que te hacen valorar lo afortunado que has sido y que eres, y que te permiten volver a apreciar lo simple de la vida.

IMG_0524 IMG_0965 IMG_1253 IMG_1251

 

 

Texto por Francisco Inzunza P.
Imágenes por Daniel Malfanti B. y Francisco Inzunza P.

 

El Buceo y el Auto Control en situaciones de Estrés.

 

Una de las primeras complicaciones que tiene todo futuro buzo y algunos buzos ya certificados que no han tenido una instrucción adecuada, es enfrentar el medio acuático con comodidad y no sentirlo como una amenaza a su vida, pues si lo sienten como amenaza no podrán disfrutar de un buceo agradable, y si esta sensación de inseguridad va en aumento  se puede volver  incontrolable, y con ello puedo provocar una situación de pánico.  El pánico no necesariamente es expresivo, puede ser pasivo o catatonico, situación que no da evidentes señales de lo que sucede para poder prestar ayuda en forma oportuna.
Es por ello que un correcta enseñanza basada en el conocimiento teórico y el manejo de  habilidades básicas permiten formar una buena base, pero para que esta sea una mesa de tres patas, podemos agregar ejercicios de confianza.

Estos ejercicios, le deben permitir al buzo tener confianza en que pueden solucionar un problema bajo agua sin el Gas vital para la vida por un tiempo razonable, el Aire, idealmente un minuto a lo menos. Al mismo tiempo, sentir que los otros componentes como lo es la máscara, nos permiten bucear en forma confortable, pero ante su perdida podemos continuar un procedimiento de aborto en forma tranquila y controlada.  Pues debemos pensar que el buceo deportivo es para pasarlo bien, y si esto no es así el buzo probablemente ante un inconveniente severo o por el simple hecho de no disfrutar estar bajo el agua no vuelva a  bucear.

Es por esto, que mandatorio aprender desde un comienzo el manejo del estrés bajo agua, para ello debemos buscar ejercicios que le den confianza al buzo o futuro buzo, y quizás el primero es ser capaz de sacarse y colocarse la máscara, en cualquier situación.  Esto debido a que su perdida no es un hecho extraño, como también sacársela para limpiarse la cara también a veces es una necesidad.  Es por esto que un buzo debe dominar este procedimiento desde un comienzo, y una vez se certifique como buzo o buza debe mantener este entrenamiento como algo permanente.

 

 Al mismo tiempo la búsqueda del regulador, manómetro y traquea del compensador son parte de un entrenamiento básico, pues el simple hecho de buscarlos con calma y de la forma correcta requiere de un procedimiento adecuado y una combinación de tranquilidad con buen razonamiento.
Es aquí donde el conocimiento del equipo es algo primario, esto ya sea con el equipo propio o arrendado, especialmente en este último es imprescindible que el buzo o buza efectúa un total chequeo del equipo recibido, revisando válvulas y trincas (broches) objeto estas se encuentren donde corresponde y este en buen estado.   Y debe verificar todos las purgas de gas que tenga, para así efectuar el mejor uso posible a todos los componentes que este posee.

 

 Al mismo tiempo el uso correcto de lastre se transforma en algo vital, pues es normal que solucionar el problema de flotabilidad es colocando un exceso de lastre en especial en nuestras costas donde la temperatura del agua obliga a utilizar trajes gruesos, ya sean húmedos o semi secos, y objeto el buzo se hunda agregar lastre parece lo más fácil, pero una vez en el agua este transporta material innecesario el cual deberá manejar con dificultad, ocultando sus defectos en el manejo de la flotabilidad. Lo cual se nota con facilidad al ver el sobre esfuerzo de muchos buzos por ascender desde el fondo, o al verse obligados a inflar sus compensadores en superficie para evitar hundirse.  Es por ello que antes de entrar al agua se debe verificar una correcta flotabilidad, idealmente flotar sin inflar el compensador con el agua a la barbilla, y con solo entrar el abdomen hundirse.

 

Habiendo muchos ejercicios, me parece que compartir el aire es uno de los últimos más importantes, esto debido a que obliga a los buzos y buzas a relajarse en una de las situaciones más incomodas del buceo » La falta de Gas a demanda» y a recibir el gas desde el regulador de otro buzo, utilizando el mismo regulador pues no me refiero al óctupus  o regulador secundario. Este entrenamiento permite al buzo comprobar que puede efectivamente estar un tiempo sin recibir gas, el aire vital, con ello ante una situación o un incidente actuara con más tranquilidad.

 

 Por último a todos se les debe enseñar el concepto que ante una situación de estrés deben «Detenerse,  Respirar, tranquilizarme, pensar y de ahí Actuar», con esto ante un incidente pueden actuar de la mejor forma posible, pero requiere que todos los buzos y buzas mantengan una constancia en el entrenamiento de estos ejercicios básicos, para mantener sus habilidades aptas para un Buceo Seguro.
Que tengas excelentes buceos y recuerden Planificar y Bucear lo Planificado, saludos Daniel Malfanti.